Article Hero Image
July 1997

‘Pero no bebo,’ habla un gay hispano

En mis tiempos de actividad alcohólica, mi lema cuando me emborrachaba era: "Nadie tiene que decirme nada. Yo compro mi guaro y a nadie le hago daño. Mantengo mi vicio y nadie tiene derecho a juzgarme, trabajo y no le estoy pidiendo a nadie." Al echarme un trago, mientras miraba al vaso fijamente, me gustaba decir, "Salud y destrucción propia. El único perjudicado soy yo, no tienen por qué reclamarme o reprocharme nada." 

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story