Article Hero Image
November 1997

Amamos la vida que vivimos

Una noche oscura, en medio de un huracán, timbró el teléfono en mi casa. Me da miedo el teléfono cuando truena y relampaguea. Me armé de coraje y contesté el teléfono. Era mi gran y viejo amigo de AA, Bob. Me preguntó si podía ayudarlo a llevar un nuevo miembro a un "loquero" en Spring Valley, Nueva York, donde pudiera dejar de beber (nos encontrábamos en Nueva Jersey). Le dije. "Seguro. ¿Cuánto te demoras en llegar?" 

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story