September 2019 | Young & Sober

Dos buses

No era su parada, pero ahí terminaba su recorrido

Conocí AA en la peor etapa de mi vida: Acababa de perder a mi familia por mi manera de beber. Tenía problemas en mi trabajo, en donde vivía no me querían y había perdido contacto con toda mi familia. Me sentía completamente solo y sin esperanza. La única solución para mi vida era el suicidio, había perdido toda esperanza y ganas de vivir. Creía que Dios no me amaba y se había olvidado de mí.

WANT TO CONTINUE READING?

You must be an AA Grapevine member to access full stories and audio.

Login Subscribe

Have Something You Want To Share?

We want to hear your story! Submit your story and it could be published in a future issue of AA Grapevine!

Submit your Story