Revista

septembre/octubre 2011: ¿Y éstos qué se traen?

Huyendo de la policía buscó refugio en un grupo

Iba con el Diablo, mi homi, andábamos abriendo carros, tomando y fumando.

Hace muchos años yo acompañaba a mi tío a las juntas de AA, tendría unos 16 años, pensaba que ese programa era para mi tío, no para mí. En enero de 1991, en la ciudad de San José, conocí Alcohólicos Anónimos, esa fue la primera vez en mi vida que se me ocurrió que el programa quizá me podía ayudar, a pesar de eso no me quedé.

Nací en la ciudad de México DF, y cuando mis padres se divorciaron cada uno agarró su camino, mi mamá se volvió a casar y nos fuimos a Mexicali, mi papá hizo lo mismo y se fue a Los Angeles.

Desde pequeño estuve al tanto de los... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.