Revista

noviembre/diciembre 2012: Volví con mucha vergüenza

Después de cruzar muchas veces la frontera, pide ayuda en los grupos de su pueblo

Nací en un ranchito en el estado de México, ahí crecí hasta los dieciocho años con mis padres. Un día desesperado por nuestra pobreza, decidí emigrar a este país. Yo anhelaba con llegar aquí porque había oído decir que era muy bonito y que ganaba uno mucho dinero.

Quería construir una casa para mis padres porque ya estaban mayores de edad, el sueño más grande era regresar con una camioneta a mi rancho. Y así me despedí de mis padres en febrero del año 1996, con esas ilusiones.

Mi carrera de bebedor empezó en este país. Cuando llegué aquí estuve bien... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.