Revista

Enero/Febrero 2013: ¿A dónde te llevo?

Necesitaba más ayuda de lo que imaginaba

Tengo algunas 24 horas en el programa y hace tiempo que quiero compartir acerca de mi experiencia dentro de AA. La verdad yo llegué al programa sin pensar que necesitaba ayuda. Todo empezó porque un amigo, mucho más joven que yo, me pidió que lo llevara en mi carro a una reunión. Mientras estacionaba frente al local del grupo yo le pregunté: “¿Qué es lo que hacen ustedes ahí dentro?” Sin titubear él me contesto: “Pasa conmigo, lo que dicen en esas reuniones está muy interesante” y así, sin pensarlo dos veces, entré con él a la junta. Me senté y cuando comenzó la reunión me preguntaron mi nombre, me saludaron y de inmediato comenzaron a regalarme su experiencia.

Al escuchar a los miembros del grupo me di cuenta de que por primera vez alguien hablaba de lo que yo, por mucho tiempo, había callado: mi impotencia hacia el alcohol y las emociones. Yo trataba de controlar los estados de ánimo y como no lo lograba busqué en la bebida una manera de evadirme.

This is a preview. To view the full article, use the link below to begin a free 7-day trial!