Revista

Enero/Febrero 2013: Testigos silenciosos

Antes de llegar a Alcohólicos Anónimos yo fui a Alanon. Pero en Alanon no encontré esa conexión ni tampoco las respuestas que andaba buscando. Las preguntas que yo tenía eran en ese entonces acerca de mi primer esposo. Yo no entendía porqué, aunque yo le daba mi amor, él me trataba como una basura, con insultos, golpes y abusos físicos.

Cuando asistí a mi primera junta de AA y escuché a las personas que ahora son mis compañeros, me di cuenta de quién era mi esposo y cuál era su problema. Al mismo tiempo descubrí que yo tenía también un problema con mi manera de... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.

Related Items:

Escrito en San Francisco