Historia

Volviendo a encender el fuego

Recientemente, durante un inventario en mi grupo base, alguien preguntó: “¿Adónde fueron a parar todos los veteranos?” Después que se propusieron varias posibilidades, alguien sugirió que organizáramos una reunión de veteranos en lugar de las que hacemos los domingos a la noche. Todos pensamos que era una excelente idea, y cada uno se comprometió personalmente a invitar a uno o dos veteranos a esa reunión. Elegimos el domingo subsiguiente.

El tiempo pasó sin ninguna novedad mientras enviamos nuestras invitaciones. Pensamos que si atraíamos entre seis y ocho veteranos... Login to read more
Not a subscriber? Click here to subscribe.