Revista

De la edición de Noviembre-Diciembre 1998.

He dado los Doce Pasos y ahora ¿Qué hago?

Nunca se llega al final de AA, sólo hay nuevos comienzos

No fue sino hasta después de pasados dieciséis años de estar sobrio en el programa de AA que descubrí los beneficios de dar los Pasos, una y otra vez. Hasta ese momento, tenía una sobriedad de café — mucha bulla, pocas nueces; mucha actividad, pero poca acción.

No espero vivir de los alimentos que consumí hace diez años, o del agua que bebí el año pasado o del aire que respiré el mes pasado. Necesito comer, tomar agua y respirar con regularidad para poder vivir. El ejercicio que hice hace cinco años no me mantiene saludable hoy. Esto también se aplica a los Doce pasos.

-- Paul M.

Riverside, Illinois

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.