Revista

De la edición de Enero-Febrero 1997.

Solo en Tailandia

Este viajero de AA se quedó sin “ninguna defensa efectiva contra la primera copa"

Hace poco regresé después de pasar diecinueve meses en Asia donde trabajé como voluntario, muy lejos de mi grupo base. El Libro Grande y una reunión local una vez por semana (cuando podía ir a una) me ayudaron a permanecer sobrio.

Soy agnóstico; no tengo una concepción de un Poder Superior benévolo, pero he llegado a creer que si practico los Pasos, permaneceré sobrio. Confío en el proceso. En cierta forma, tomar la acción correcta se ha convertido en mi poder superior. Al principio de mi sobriedad, fui a las mismas reuniones todas las mañanas, llegué a conocer las personas en esas reuniones y me mantuve en contacto diario por teléfono. Pero cuando estaba viajando por Sri Lanka, India y Tailandia eso no fue posible. En muchos de los sitios que visité no había ni siquiera teléfonos. Escribirle regularmente a mi padrino en Los Angeles me ayudó, pero no estaba tan inmerso en el programa como lo había estado antes.

-- D.J.

Venecia, California

Para leer el artículo completo usa el enlace para empezar los 7 días de prueba gratuita.